nieve

miércoles, 25 de enero de 2012

No rendirme por nada.

A veces me pongo a pensar, sí, unas de esas pocas veces pienso el por qué de esta vida. Vivimos en un mundo que se dedica a hundirnos más y más, y cuando estamos por el subsuelo, nos pisotea. Estoy cansada de tener que fingir que todo va bien y aguantar esas ganas de gritarle al mundo quien soy yo. Cansada de esperar y esperar cosas imposible, cansada de hacer el tonto creyendo en absurdeces pero he aprendido cosas, y una de ellas es: NO RENDIRME POR NADA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario