nieve

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Te quiero.

-Te quiero.
+No hace falta que lo digas.
-¿Por qué?
+Tus ojos, lo dicen todo.
-¿A sí? ¿Y qué dicen ahora?
+Dicen que cuando acaricie tu cara con mi mano, sonreirás, que cuando sientas mi respiración, volverás a sonreír, que cuando te bese, sonreirás, que cuando sientas mis latidos acelerándose, te gustará.
-Sonrío demasiado.
+Me gusta que lo hagas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario