nieve

sábado, 10 de septiembre de 2011

Lo intenté.

Intenté sustituir personas insustituibles y olvidar personas inolvidables, perdoné errores imperdonables, me decepcioné con personas cuando pensé que nunca me decepcionarían, pero también decepcioné a alguien. Reí junto a alguien especial cuando no tenía ganas, hice juramentos eternos que no cumplí y otros puede que sí los llegara a cumplir, lloré escuchando música. Ya nada es más necesario que sonreír ni nada más importante que ser feliz, tuve miedo de perder a alguien especial y terminé perdiéndolo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario