nieve

jueves, 25 de agosto de 2011

Yo te quise.

Porque imaginé que me querías. Porque imaginé que todas esas miradas eran especiales para ti. Porque imaginé que me echabas de menos. Porque imaginé que yo era la razón por la que te levantabas cada día. Porque imaginé que te latía con fuerza el corazón cuando me veías. Porque imaginé que te morías por verme. Porque imaginé que te ponías nervioso cuando estabas a mi lado. Porque imaginé que hablabas de mí a todas horas. Porque imaginé que soñabas conmigo. Porque imaginé que te sabías mi vida. Porque imaginé que recordabas mi olor. Porqué imaginé mi felicidad. Porque ahora eres lo que más odio. Porque me has hecho mucho daño. Porque si tanto asco te doy mejor que ni me mires. Porque ya no quiero saber nada más de ti. Porque he aprendido a ser si ti. Porque ya no me haces falta. Porque jodiste mi utopía. Porque ahora sé que no te mereces mi amor. Porque ahora sé que nadie te querrá jamás como yo te quise.

No hay comentarios:

Publicar un comentario