nieve

martes, 30 de agosto de 2011

Tan cerca...

Lo tenía, lo tenía tan, pero tan cerca, y lo deje escapar, jugué con él. Y me arrepiento, quizá debí haberle dicho lo que le quería, ser romántica con él. Querría dar vuelta atrás, como si nada de esto hubiera pasado, pero no lo consigo, no doy asumido que lo hecho está hecho. Quisiera mirarle disimulamente, que solo se enterara él y que me sonriera, verle feliz, sin complejos ni preocupaciones, pero sabiendo que es mío, que nadie, por el momento, me lo robará. Pero fue una opción que tire por la borda, la desprecie, sin darle una oportunidad. Ahora, tengo ganas de eso, de que me abrace por detrás, de que me mire con su mirada profunda, que me diga "Te quiero." como me lo decía, que se enfade conmigo por no contestarle, que me diga lo muy tonto que es, sabiendo que no lo es, que me explique lo mucho que echa de menos todo lo pasado, que me cuente como pasó todo, como lo consiguió, que me bese y me obligue a olvidarlo todo, que me espere cuando llegue tarde, que me acompañe cuando tenga que moverme por las calles mojadas, que me deje hacer el tonto, que me coja en el hombro y me lleve lejos, muy lejos, pero ahora el que no quiere es él, hubo tanto y no hay nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario