nieve

martes, 30 de agosto de 2011

Olvidar.

Muchas veces me quedo mirando al techo de mi habitación, recordando todos y cada uno de los momentos que viví a tu lado, cuando sentí tus labios por primera vez, cuando me sentaba encima de ti y me decías al oído que me amabas o cuando me dabas esos abrazos cuando más los necesitaba. Sonrío, pero aunque fueron momentos que jamás olvidaré, me es imposible poder contener las lágrimas, recordar tu cara o tu sonrisa, me hace sentir tristeza, porque te sigo amando con todas mis fuerzas y tú ya no estás ahí. No consigo olvidarte, y tampoco creo que pueda, porque si quisiste de verdad a una persona como te quise yo a ti es imposible llegar a olvidarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario