nieve

domingo, 14 de agosto de 2011

Me encanta.

Me encanta, me encanta cuando me miras a los ojos y solo con la mirada, me digas que no me valla, me encanta que te me quedes mirando sin decir nada aunque sepas que lo odie, me encanta cuando enlazas mi mano porque despiertas sensaciones inimaginables que creía dormidas. Me encanta que me muerdas la oreja, me encanta que me muerdas el labio cuando me besas, me gusta que me esperes los cambios de clase, que me llames por las noches y que me digas que piensas en mi, me gusta que, cuando nos despedimos, te gires para ver si aun sigo allí. Me encanta cuando pronuncias mi nombre porque suena con más fuerza. Me encanta cuando me sonríes, porque esa sonrisa me porporciona el aliento que necesito para enfrentarme al mundo. ¿En qué momento empecé a adorar cada detalle tuyo? ¿Cuándo comencé a descubrir cada sensación nueva? ¿Cómo fui dejándome llevar por mis sentimientos? ¿Porqué sé que es y será especial? ¿Qué importa? Lo verdaderamente importante es que sucedió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario