nieve

martes, 30 de agosto de 2011

Sueño con bailar contigo.

Sueño con pasar una noche, una larga noche tu y yo bailando, delante de todos los invitados, delante de todos esos ojos. Sueño con poder besarte al final del baile y que los dos juntos nos vallamos fuera a mirarnos a los ojos bajo la luz de la luna, verme reflejada en tus ojos y sentir que puedo estar toda una vida junto a ti. Sentir esas mariposillas en el estómago cada vez que pienso en ti. Y ¿Sabes qué? Todo eso comenzó con soñar con un baile...

A VECES SOLO NECESITAMOS A ALGUIEN..

Confieso que debería poner un pie en la tierra de vez en cuando, pero también admito que lo estoy intentando. A veces creo que la gente no cree en mí. Sé que me cuesta un poco más, porque aunque no sepa mucho sobre la historia del mundo, sé un poco sobre la vida. Sé que, después de que te destroce el amor, pasados casi cien domingos de autosuficiencia, vienen los recuerdos y llaman a la puerta insaciables.
Entonces piensas que, o es el día que tiene una nube de más o es que te apetece tener un poquito de amor. Y teorizas un poco tu vida, intentas aprender un poco de cada error. Le pones empeño aunque nadie se de cuenta. Y eso es lo que te falta.
Alguien que te acompañe en cada paso y te ayude en cada intento. Alguien que esté al corriente de tu esfuerzo y te recompense con un beso. O con mil.


De Todo Se Aprende...


Como cambian las cosas, ¿no? Cierras los ojos, los abres y de repente todo es diferente, todo ha cambiado. Tú, tus amigos, tu familia, el entorno que te rodea.. Miras atrás y echas de menos momentos vividos o los llegas a odiar, recuerdas palabras y te sale una sonrisa tonta o te matas por dentro, miras fotogarfías, vídeos y no te puedes creer como el paso del tiempo ha echo todo eso. Te arrepientes de cosas dichas, de actos mal echos, sabes que está mal arrepentirse, pero aún así no puedes evitarlo y las lágrimas empiezan a caerte sin cesar, entonces aparecen unas mejillas encharcadas y una sonrísa más que caída. Nadie, absoultamente nadie nunca se ha arrepentido de cosas echas, de palabras dichas, pero muy pocas personas se paran a mirar el daño que han echo. Cuando se paran a mirar ese daño, no pueden hacer nada por rectificarlo, pero ese sentimiento siempre estará dentro de ellos. Naces con ese defecto, de preocuparse demasiado con tus actos, de darle mil vueltas a las cosas pensado si lo que hiciste estuvo bien o no. Y te preguntas porqué si tú no querías. Pero entonces, ¿por qué lo hiciste? Si de verdad no querías, te hubieses frenado, ¿no?
Debes pensar que de los errores se aprende, y que si a lo largo de tu vida cometiste mucho errores, debes estar demasiado orgulloso/a ya que la madurez y la experiencia que tienes, pocas personas la tendrán. Tan perfectos que se creen, que ellos/as son los/las únicos que cambian. Ellos/as cambian juntos, ¿pero tú? Tú también cambias, otra cosa es que no lo hagas a su lado, que lo hagas al lado de otras personas nuevas. A lo largo de esta vida debemos escojer mil caminos, y yo no sé si he escojido el correcto, pero me arrepiento de haberlo escojido, aunque a la vez estoy satisfecha de cambiar sin estar a su lado, de cambiar de otra manera, de cambiar sabiendo otras cosas. ¿Recuerdos? Demasiados, tantos que nunca se me borrarán. Se quejan porqué no estás con ellos/as, te hacen sentir culpable diciéndote que hay gente que te entiende mejor que ellos/as, y ellos no se dan cuenta que lo único que hacen es hacerte más daño. Cren saber demasiado de tí, pero luego no saben ni tu color favorito. Puede parecer una tontería, pero son pequeños detalles que marcan la diferencia respecto a los demás. Y entonces ves que tu vida se va frente a tus ojos, como el aire. Y te dicen: "¡Sé fuerte, no te hundas, tú puedes!". Y entonces piensas que esas palabras salidas de sus bocas, no surgen efecto después del todo el daño echo..

El tiempo lo pone todo en su sitio :)

¿Sabes? Duele pensar que fui aquella tonta que estaba ciega de amor, aquella tonta que aun sabiendo que todo lo que le decías era mentira, no decía nada ,por miedo a perderte.
Dicen que en esta vida lo que se hace, se paga, y no creo que te merezcas nada absolutamente nada malo, porque sí ,a pesar de dolerme todo aquello,has sido un buen actor que por momentos me ha echo feliz,y lo seguirás siendo hasta que un día me canse de andar detrás de tí y te diga BASTA!y seas tu quien va detrás mio,ahí será demasiado tarde,ese será el día en que digas te quiero y yo diré te QUISE! :)

Olvidar.

Muchas veces me quedo mirando al techo de mi habitación, recordando todos y cada uno de los momentos que viví a tu lado, cuando sentí tus labios por primera vez, cuando me sentaba encima de ti y me decías al oído que me amabas o cuando me dabas esos abrazos cuando más los necesitaba. Sonrío, pero aunque fueron momentos que jamás olvidaré, me es imposible poder contener las lágrimas, recordar tu cara o tu sonrisa, me hace sentir tristeza, porque te sigo amando con todas mis fuerzas y tú ya no estás ahí. No consigo olvidarte, y tampoco creo que pueda, porque si quisiste de verdad a una persona como te quise yo a ti es imposible llegar a olvidarla.

NO ME SALE EL ODIARTE.

Duele ver como una persona a la que pensabas conocer, en realidad es un desconocido. Duele ver que crea en rumores, y más duele, que a pesar de todo, no seas capaz de odiarle.
Tal vez fue por el cariño que le tuve y lo tanto que le quise, pero lo único que sé es que no soy capaz de odiarle, por mucho que haga, el odiarle no me sale, y no, no le sigo queriendo como antes, simplemente que lo quise con tanta fuerza que no consigo hacerle daño de ninguna manera.
Es increíble, como la gente oye a los demás, sin tener ni idea.
Solo quiero hacerle saber, que ya no te quiero como antes, pero que perder tu amistad para mi, fue como que me clavaran un cuchillo en mitad del pecho, quiero hacerte saber, que aun que ahora pase por tu lado con total indiferencia, que me sigues importando, y me sigo dando la vuelta a tu pasar.
Porqué? Porque ya no te quiero de esa manera, es verdad, pero porque no he olvidado todo lo que pasamos, y no solo saliendo si no como amigos, son recuerdos dolorosos, que no comprendo como pudiste tirarlos todos por la borda, pero allá tú, estoy segura de que nunca me verás llorar. Hablas de perdón pero no voy a seguirte el juego, si, te quiero, pero no voy a arrastrarme por que me perdones por algo que no he hecho.

Tan cerca...

Lo tenía, lo tenía tan, pero tan cerca, y lo deje escapar, jugué con él. Y me arrepiento, quizá debí haberle dicho lo que le quería, ser romántica con él. Querría dar vuelta atrás, como si nada de esto hubiera pasado, pero no lo consigo, no doy asumido que lo hecho está hecho. Quisiera mirarle disimulamente, que solo se enterara él y que me sonriera, verle feliz, sin complejos ni preocupaciones, pero sabiendo que es mío, que nadie, por el momento, me lo robará. Pero fue una opción que tire por la borda, la desprecie, sin darle una oportunidad. Ahora, tengo ganas de eso, de que me abrace por detrás, de que me mire con su mirada profunda, que me diga "Te quiero." como me lo decía, que se enfade conmigo por no contestarle, que me diga lo muy tonto que es, sabiendo que no lo es, que me explique lo mucho que echa de menos todo lo pasado, que me cuente como pasó todo, como lo consiguió, que me bese y me obligue a olvidarlo todo, que me espere cuando llegue tarde, que me acompañe cuando tenga que moverme por las calles mojadas, que me deje hacer el tonto, que me coja en el hombro y me lleve lejos, muy lejos, pero ahora el que no quiere es él, hubo tanto y no hay nada.

SABÍA QUE DE RECUERDOS NO SE PODÍA VIVIR ...


No respiro, aquí hace frio , tal vez debería apagar el aire que me corta la respiración y me da dolor de garganta, pero no lo haré,así me siento bien , sé que si lo apago no m gustará de la otra manera, a lo mejor es porque sé lo que quiero .No viene a cuento ...pero te quiero ati , sé que lo he repetido varias veces pero pronto será la última, tal vez la última vez es esta, tal vez no , o tal vez sí , pero cuando pienso en ti me duele, y no siento otro dolor más que este, que es intenso, y a veces me pregunto si tan solo yo lo siento... se dice que cada humano es diferente y que ninguno es como el resto, entonces.. ¿ también la manera de sentir todo es diferente a lo de los demás ? , si es cierto, significaría que nadie , ningun psicologo, ninguna persona por más expreciencia,o por más sabia que sea puede comprender a otra persona por más dolor que haya sentido .
Y si fuera cierto ... nadie podría sentir lo que siento en este momento , por lo tanto solo habrían dos curas, que nada tendría que ver con las palabras o ánimos de una persona ;
- Que yo me olvidara de lo malo y evolucionara hasta superarlo , y que él volviera para que todo sea tan bonito como lo era hace un tiempo .
Pero tan solo depende de mí , y el quiere olvidarme, ¿ quien dice que yo no quiera tampoco olvidarlo a él ?
No me miento pensando que hay más chicos y que mejores que él, porque a ver si las personas se dan cuenta de una vez ... NADIE puede ocupar ese lugar que ocupa él, si le quieres tanto es porque él es como es, es porque hay algo que te empuja a quererle tanto , hay algo que no te deja respirar siempre que piensas que lo tienes tan lejos de ti , o cada vez que lo ves acercándote, o pasando de largo ... Así que no intentes reemplazarlo, porque nadie te puede dar lo que esa persona especial para ti te da .
Esta era nuestra historia, nuestra... eran mis sentimientos, con los tuyos, tu mano junto a la mía imaginada en el aire, era dormir imaginandote a mi lado, abrazando la almohada, pensando que te tengo al lado que huelo tu colonia que puedo rozar tus labios con mi pelo ... era tenerete, sentirme bien conmigo misma, sentirte a ti dentro de mí corazón , dentro de mi mente a cada minuto, cada instante . Pero dejaré de escribir la intensidad de mis sentimientos; y empezaré por preocuparme por olvidarte .
MIS BARRERAS ... mis barreras volverán , haré com que no me importas de nuevo, aunque cuando esté sola, y me pare a mirar tu perfil, tu foto ... o te vea conectado... no podré evitar sentir que me derrumbo, que te hecho de menos, que me estoy muriendo, todas las noches no podré evitar dejar caer una lágrimas por ti ...

¿Qué piensas?

+ ¿Qué piensas del amor?
- Creo que es el mayor timo de todos.
+ ¿Pero qué dices? Si es lo más bonito de todo, sin amor, no habría mundo.
- Pero te hace sufrir, te hace sacar lo peor de ti, te hace arrastrarte...
+ ¿Y qué me dices de lo bonito que es sentir ese escalofrío cuando la otra persona te mira, cuando te la encuentras por la calle, el vuelco que te da el corazón cuando te habla, cuando te sonríe, esa sensación que recorre tu cuerpo cuando dice tu nombre, cuando te abraza? ¿Qué me dices de todo eso? ¿Acaso no crees que es precioso? Y eso sin hablar de cuando el amor es correspondido y puedes amar sin límite alguno, puedes dejarte la piel por la persona que quieres, puedes amar sin miedo a que te rechacen, puedes decir "te quiero" con la certeza de que habrá un "yo también".

¿Sabes que?

¿Sabes qué? A mi me encanta tu mirada, me encanta cuando me dices guapa o cuando me miras como si me fueses a comer. Me gusta cuando me agarras de la mano y cuando me tocas como si se fuese acabar el mundo en ese instante y no quisieses parar de hacerlo. Me gusta cuando me pides que te de un beso y cuando te muerdes la lengua, sí, sobre todo cuando te muerdes la lengua. Me gusta tu sonrisa y el sonido de tu risa, te aseguro que sería capaz de distinguirla a kilómetros de distancia. Pero, ¿sabes otra cosa? También me encantas cuando te medio enfadas, cuando me miras con esa cara de medio mosqueado y cuando haces como que no quieres que te toque la mano o cuando no quieres que te bese, me encantas porque estas deseando que me acerque a ti y me apartas porque no te puedes resistir. Me encantan tus virtudes pero mucho mas tus defectos...

Sigo...

Sigo pensando que quizás lo que siento es sólo una mala jugada de confusiones, que tal vez alguien te puso en mi camino para que no pudiera seguir con mi vida normal, para que una vez más me cuestionara el cielo, la tierra y el mar, con sólo hacer que me sintiera atraída por alguien como tú. Puede ser que quizás no me guste sentir esto, pero lo siento y eso es lo que más odio, porque somos totalmente distintos. Pero aquí estoy con el pecho apretado, sintiendo que puedo decirte mil cosas pero no me atrevo a reconocer que este sentimiento crece y crece cada día más en mi interior; asumo que me está pasando esto por no querer vivir, porque no quiero volver a sufrir, porque no quiero volver a confiar para después quedar pendiendo de un hilo y con el corazón roto en la mano.
Quiero pretender que no te veo, quiero soñar que no sueño contigo, quiero abortar este sentir para poder continuar y creer que nunca sentí esto por alguien como tú, alguien que no sé cómo se fue ganando mi corazón. Quizás es sólo una mirada o una simple palabra, no sé qué fue lo que me atrapó de ti... Pero me muero de miedo que me tomes y me dejes otra vez, que maltrates mi corazón, que me hagas perder la última ilusión que he guardado como un cristal. 

Has llegado sin saber por qué a mi vida, como si alguien te hubiese mandado para poder creer en el amor. Mil Historias han llegado solo a la puerta de este dolido corazón, hoy tú estás tocando esa puerta y yo estoy con la llave en la mano sin saber que hacer.

Soy mayorcita ;)

Y si no puedo estar contigo pues con nadie, quien me va a decir que tú no me mereces, y si no quieren que te quiera que se aparten, soy mayorcita como para elegir lo que me conviene.

lunes, 29 de agosto de 2011

Nadie va a hacer que cambie de opinion ;)

Mírame, me estoy inventando un cuento sin argumentos, un te quiero que no va para nadie, un silencio que todo lo dice y nada lo cuenta, me importa una mierda los labios que quieras bordar, me limo las uñas y me la suda si miras escotes o tocas mil culos, que se joda el mundo, que sea todo sencillo, que hoy no tengo ganas de pensar, por favor, después de pasar la noche metida en tu ombligo me enciendo un petardo y todo me da igual, me resbala si piensas, si crees, si inventas, no busques razones, ni piedras, ni la verdad dentro de mí, que solo mierda vas a encontrar, no hagas una lista de cosas que quieres hacer, que hoy estoy perra, y ni siquiera tu cuerpo Danone me quita hoy la empanada y el aburrimiento.

Luchar y caerse, luchar y caerse, volver a luchar y volver a caerse, intentarlo una y otra vez, pero solo pierdes cuando te rindes por completo...

Tenlo en cuenta.

domingo, 28 de agosto de 2011

Ya me diras tú quien camina,pudiendo volar..

Al ir creciendo me di cuenta de que a la vida o le plantas cara o te come, o la muerdes tu a ella o ella te muerde a ti, que si la vida te da la espalda, la tocas el culo. Si un cabrón te hizo llorar, sigue para alante, que ya vendrá él solito, no te estanques, crea tu propia vida cada día desde cero, olvida los errores de ayer y vuelvelos a cometer una y mil veces, solo tú puedes decidir que es equibocarte, que si tienes que caer caerás, pero solo para volver a levantarte, que si quieres soñar despierta lo vas a hacer, que si quieres salir de fiesta y no dormir en toda la noche puedes hacerlo, que vas ha hacer lo que te de la gana y cuando te de la gana, porque ya está bien de que la gente te diga como tienes que hacer y decir las cosas, sal ahí fuera y comete el mundo, vive cada segundo como si fuera el ultimo, enamorate, jodelo, ponlo celoso,escapa y vuelvete a enamorar, haz amigos, pierdelos.Pero nunca te des por vencida, solo has perdido si tu crees que lo has hecho.

Nuncaa ;)

Supongo que todo en esta vida será asi, te caerás mil veces pero te levantarás otras mil, dejaras a algun amigo en el camino pero regresará algun otro, dejarás caer mil lagrimas pero soltarás otras mil sonrisas, dirás miles de "adios" pero tambien miles de "holas", jugaras con fuego y te quemarás, soltarás muchos "te quiero", escucharas muchos "yo a ti no", reirás de felicidad, entregarás el corazon mil veces y te lo romperán otras mil, pero lo que no puedes hacer nunca es decir ; " me rindo" 

Yo elegi...

Yo elegí quererte y todas las consecuencias que ello conllevaba, elegí que tu fueses la persona que llenase mis días de sonrisas, elegí que me comieras a besos, elegí también tu voz al otro lado del teléfono. Elegí llorar por ti de vez en cuando, elegí creerme tus verdades y creerme a medias tus mentiras. Elegí que no quería otros abrazos, ni otras manos deambulando por mi pelo. Elegí nuestro mes del año y nuestro día del mes, elegí que tú fueras mi locura y mi cordura. Elegí las idas y venidas, las despedidas, elegí la impotencia y la incertidumbre. Elegí el miedo a fallar y los impulsos, elegí las miradas, elegí temblar, elegí hacerme adicta a ti, a tus manías y a tu manera de hacer las cosas. Elegí conservar intacto cada momento, y dejar huella. Elegí no callarme nada, elegí dártelo todo, elegí hablar de nosotros cuando hablaba
de mí, elegí ser fuerte y luchar por un solo motivo, elegí darte todas mis oportunidades, elegí que tú fueses mi vida, para siempre. Elegí no poner límites. Elegí arriesgar y jugármela por ti.

Abrazame bien fuerte.

Y no me sueltes.

Smile.

- ¿Tienes alguna razón para sonreír?
+ No
- ¿Entonces por qué sonríes?
+ Porque sí

Soñar.

Quiero soñar despierta.

Loving.

Porque un beso, un abrazo, es una gran forma de expresar tu amor.

love starts.

"Hi" is a short, simple word. But it's how love starts.

Sonríe sin motivos.


LovePastel.

Quizas no eres la persona mas perfecta del mundo , puede que a veces hagas cosas que me molesten un monton y me hagan pensar cosas que en verdad no siento , quizas te das cuenta tarde de las cosas que has hecho mal pero siempre sabes como arreglarlas , siempre sabes como hacer que no me enfade , porque en el fondo sabes que soy incapaz de odiarte , porque eso significaria odiar un trozo de mi vida.

Lo seguiras queriendoo.

Porque lo quieres , porque no hay persona que te haga sentir tan bien hasta con un mensaje , porque esa es la persona que quieres que esté a tu lado para siempre , porque darías todo por su sonrisa , porque hiciste millones de cosas por estar con él , porque sabes que llorarías cada ausencia y simplemente porque eres esa cría que lo quieres tanto que le perdonarías cada error que cometa y lo seguirás queriendo igual.

ese momento


Ese momento cuando besas a alguien y desaparece todo lo que tienes alrededor y lo único que existe eres tú y esa persona y te das cuenta de que esa persona es la única a la que debes besar el resto de tu vida y sientes por un momento algo realmente asombroso y quieres reir y también llorar, te inunda la felicidad de haberlo encontrado y te invade el temor de perderlo al mismo tiempo.

Besarloo.

Besarlo hasta que más no pueda ser , mirarle callada sin parpadear , pasarle una mano por la piel lentamente , rodearlo con los brazos y darle todo mi calor , escucharlo tan alto y tan bajito como hable , escuchar su corazón y también su cuerpo , susurrarle al oído , saber que piensa , darle la mano para no perderlo jamás , sonreírle .. son tantas cosas que hacen que un momento sea inolvidable y único .. momentos que quieres parar el tiempo , que mis labios se disequen junto a los suyos para toda la vida o intentar decirle todo lo que siento , pero todo , es imposible explicárselo .

Un dia.

Un día te levantas y ves que la vida ya no va a volver a ser lo mismo que asta ahora había sido , te vas a dar cuenta de que tu mundo esta absolutamente cambiado , que ya no te va a importar los errores que has cometido , porque llegará el día en el que el ayer ya no te deje heridas , que lo que te importe valla a ser el mañana , las personas que se pueden ir , porque no te van a importar aquellas personas que te han fallado , si no quien te puede fallar , porque te levantarás de la cama , pensando siempre en una mima persona , en esa que te llena , en quien te completa , porque te levantarás cada día , pensando en él .

sábado, 27 de agosto de 2011

la mejor


Algunas palabras somos incapaces de decirlas , por la reacción que pueda producir en la persona que las escucha o por el miedo a que no te diga lo que quieres oir , supongo que escribir las coas en un papel y entregárselo a alguien es como un tipo de defensa personal , de coraza contra el golpe o impacto de la respuesta o simplemente para protegernos del miedo que nos da ver la cara que ponga .. yo pienso que es bueno dejar tus miedos en un papel , pero yo valoro más unas palabras sinceras mal expresadas , que la mejor carta del mundo .

Miedo de que encuentres a otra ...

Miedo de que encuentres a otra mucho mejor que yo, a alguien que en verdad te merezca, a alguien que te haga mucho más feliz que yo, pero en vez de eso, siempre vuelves diciéndome cosas hermosas, abrazándome y haciendo que me sienta mejor conmigo misma… Cada vez que siento esas inseguridades crecer en mi piel, cierro los ojos con fuerza y me acuerdo de aquel día donde me dijiste que jamás, jamás me querías perder.

Que quieres

+ Que quieres?
-De verdad quieres saber lo que quiero?
+Si.
-Haber quiero que cuando nos cruzemos por la calle, nos paremos, nos miremos fijamente durante minutos y que al final sigamos nuestros caminos, quiero que quedemos a escondidas del mundo para que nadie sepa nada, quiero que siempre que nos veamos me abrazes y me des un beso, quiero que me digas lo mucho que me quieres todos los dias, que me digas que jamas has encontrado a nadie como yo y que nunca nadie ha sabido quererte como yo te quiero, que pasemos toda una tarde abrazados, quiero quererte y que me quieras.

Quisieraa :$

Quisiera decirte muchas cosas, pero me faltan y me sobran palabras, me falta tu sonrisa de casa mañana, tu mirada al comenzar el día, tus labios cuando me susurraban palabras, tus gestos que hacían que te adorara, tus defectos y manías que me encantaban, tus sueños por los que luchabas, tus errores y fracasos de los que te levantabas, tus lagrimas que hacían que te enterrarás en tus recuerdos y de esto y más te encargabas pero la realidad es que me sobra amor para darte.

porque lo quierees

Porque lo quieres , porque no hay persona que te haga sentir tan bien hasta con un mensaje , porque esa es la persona que quieres que esté a tu lado para siempre , porque darías todo por su sonrisa , porque hiciste millones de cosas por estar con él , porque sabes que llorarías cada ausencia y simplemente porque eres esa cría que lo quieres tanto que le perdonarías cada error que cometa y lo seguirás queriendo igual.

jueves, 25 de agosto de 2011

Yo te quise.

Porque imaginé que me querías. Porque imaginé que todas esas miradas eran especiales para ti. Porque imaginé que me echabas de menos. Porque imaginé que yo era la razón por la que te levantabas cada día. Porque imaginé que te latía con fuerza el corazón cuando me veías. Porque imaginé que te morías por verme. Porque imaginé que te ponías nervioso cuando estabas a mi lado. Porque imaginé que hablabas de mí a todas horas. Porque imaginé que soñabas conmigo. Porque imaginé que te sabías mi vida. Porque imaginé que recordabas mi olor. Porqué imaginé mi felicidad. Porque ahora eres lo que más odio. Porque me has hecho mucho daño. Porque si tanto asco te doy mejor que ni me mires. Porque ya no quiero saber nada más de ti. Porque he aprendido a ser si ti. Porque ya no me haces falta. Porque jodiste mi utopía. Porque ahora sé que no te mereces mi amor. Porque ahora sé que nadie te querrá jamás como yo te quise.

tengo razones.

Todo eso de que él puede llegar a ser ese único puto motivo de seguir viva , todo eso de que los besos de ciertas bocas saben mejor es un cuento que me sé desde el día que me dio dos besos y me dijo su nombre , pero no sabes lo que es caer desde un precipicio y que él aparezca enfrente y de golpe para decirte venga , no sabéis lo que es despertarse , que él se retuerza y bostece , te abrace y luego no sepas como desacerte de todo el mundo , asique supondrás que yo sea la primera que entiende que pierda la cabeza y el sentido por sus palabras y la vida por un mínimo roce de mejilla , que yo le veo y cuando él cruza por debajo del cielo , solo los tontos miran al cielo , que sé como agacha la cabeza , levanta la mirada y se muerde el labio superior , que conozco su voz en formato susurro , en formato secreto , que me sé sus cicatrices y el sitio que le tienes que tocar para conseguir que se ria , que he memorizado su numero de teléfono pero también el numero de sus escalones , que no solo conozco su ultima pesadilla , también las mil anteriores y yo si que no tengo cojones de decirle que no a nada , porque tengo mas deudas con su espalda que las que nadie podrá tener jamás con la luna y mira que hay tontos enamorados en este mundo , que se la cara que pone cuando se deja ser completamente él , le e visto pasar por delante de personas que valían mucho más que estos dedos , le e vistos hacerle competencia a cualquier amanecer que aparece por la ventana , no me habléis de paisajes si no habéis visto su cuerpo , que razones para amar tenemos todos , pero yo , muchas mas que vosotros.

No puedo sufrir mas.

Promesas que nunca llegaste a cumplir, te quieros que nunca llegaste a sentir, palabras que eran totalmente mentira, Conversaciones, que se quedaron en el olvido, un albúm de fotos, que aun sigue medio vacío.. yo te quiero, pero necesito que tu sientas lo mismo, necesito que me busques, cuando realmente me necesites, cuando en realidad sientas los tequieros que dices, cuando sepas valorarme y cumplir las promesas, cuando tengas claro que no soy una más, cuando no dudes de mi, quiero que vuelvas, cuando tengas claro tus sentimientos y a quien elegir, cuando quieras estar conmigo sin el miedo a equivocarnos, cuando sepas vivir el presente y dejes atrás el pasado, quiero que vuelvas, cuando en realidad estés preparado para hacerme feliz y no más daño, cuando solo seamos tu y yo y no haya una tercera persona, sabes de sobra, que eres tu y solo tu, que por ti lo di todo, que no me importaría seguir esperando mientras tu me demuestres que vas madurando, sabes de sobra que te quiero muchísimo y que no eres otro que eres el único, sabes que yo prefiero tus te quieros antes que los te quieros de otros y que mi felicidad está contigo, pero yo quiero que sientas que me necesitas, que la vida se te va si no estas conmigo, necesito que me demuestres que me quieres, yo te voy a esperar, porque decidí arriesgar y júgarmela por ti, pero yo quiero que sientas por mi esto, quiero que me busques cuando hayas madurado y estés preparado, mientras no, porque yo, no quiero ni puedo sufrir más.

EL.


Un día te levantas y ves que la vida ya no va a volver a ser lo mismo que asta ahora había sido , te vas a dar cuenta de que tu mundo esta absolutamente cambiado , que ya no te va a importar los errores que has cometido , porque llegará el día en el que el ayer ya no te deje heridas , que lo que te importe valla a ser el mañana , las personas que se pueden ir , porque no te van a importar aquellas personas que te han fallado , si no quien te puede fallar , porque te levantarás de la cama , pensando siempre en una mima persona , en esa que te llena , en quien te completa , porque te levantarás cada día , pensando en él .

miércoles, 24 de agosto de 2011

.CAPITULO FINAL + EPILOGO.

No podía salir de ahí, y algo estaba claro, que nadie iba a ir a buscarla o eso creía ella porque cuando estaba a punto de rendirse, un joven se adentró en la cueva. Era Diego. A Esther se le alegró el corazón cuando le vio, algo que no se esperaba. Diego entró y se colocó entre ella y Alvaro dispuesto a que no le pasara nada a Esther pero lo que él no sabía era que Alvaro también sabía artes marciales y cuando se dirigió a propinarle una patada que Esther paró colocándose entre ambos y cayendo después al suelo dolorida. Diego la cogió y miró a Alvaro con cara de despreció. Esther se puso en pie.
- No te saldrás con la tuya, no dejaré que lo toques -dijo señalando a Diego antes su mirada atónita.
- Ya veremos -contestó Alvaro.
Se sacó del bolsillo unas cuantas estrellas de cuatro puntas y se preparó a lanzarselas a Esther. Las lanzó todas a la vez y Esther al intentar pararlas tropezó y le dieron las veinte flechas que lanzó en todo su cuerpo. Esther cayó al suelo pero fue cogida por Diego, apenas podía moverse y estaba en muy mal estado
- Yo no quería que acabase así - se limitó a decir Alvaro.
Alvaro salió corriendo de la cueva, ante la mirada atónita de Diego y los ojos semi-cerrados de Esher. Pero para su sorpresa se encontró con toda la aldea de Esther ¿Cómo lo sabían? Los ninjas tenían un sexto sentido y podía saber cuando alguien de su aldea necesitaba ayuda y cuando alguien necesitaba estar a solas con otra persona. Se quedaron en la entrada sin molestar y escuchando lo que estaban diciendo.
- Diego - dijo Esther dolorida- He estado toda mi vida soñando tonterías y cantando canciones absurdas sin darme cuenta de que desde que llegué a ese instituto, tenía todo lo que quería y no lo he sabido valorar.
- No digas eso Esther, te vas a poner bien -contestó Diego entre sollozos.
- Diego, prométeme una cosa.
- ¿El qué? -preguntó.
- Que nunca me olvidarás -confesó Esther dolorida y llorando.
- No Esther, por favor.
Los tiernos ojos claros de Esther se cerraron y su cuerpo dejó de respirar antes la mirada de toda la aldea, llorando y deseando que fuese una broma pero no, Esther ya no estaba ahí. Días después de lo sucedido, cuando ya se había castigado a Alvaro, en aquella cueva ya conocida por todos, pusieron unas cuantas velas en forma de corazón que nunca se apagarían, que significaba que el recuerdo de Esther siempre estaría con ellos. Una joven entró en la cueva.
- Hola Esther -dijo Sam con tristeza.
Y para sorpresa de ella, una delicada luz la cegó por completo y un joven de largo vestido blanco apareció.
- Hola Sam.
- ¿Esther?
- La misma.
- Esther -dijo Sam en voz baja- Te echo de menos.
- Sam, sabes que a donde bayas yo iré contigo, toma.
De las delicadas manos de Esther salió un bonito collar con forma de corazón que Sam abrió. Dentro había una foto de ella y Esther juntas, para que nunca se olvidasen.
- ¿Me puedes hacer un favor?
- Claro -dijo Sam conmovida.
- Llévale esta carta a Diego, por favor.
- Sí -dijo Sam.
Esther se despidió entre sollozos y Sam hizo caso a Esther y le dio la carta a Diego que, primero no se lo creyó pero al ver que la carta estaba escrita con su letra no se lo pensó dos veces y empezó a leerla:
Diego, quiero que sepas que eres lo mejor que me ha pasado en mi vida, y que aunque yo no esté, quiero que busques a la chica más maravillosa y no la pierdas. Quiero que la quieras como me quisiste a mi y quiero que recuerdes que yo nunca te olvidaré. Espero que tu a mi tampoco me olvides.
Te echo de menos.
A Diego le corrió una lágrima por la cara y apretó con todas sus fuerzas la carta, como no queriendo separarse de ella nunca.
.EPILOGO.
Tiempo pasó y la cueva era visitada diariamente para ver lo bonito que era todo lo que hacían. Diego entró, pero no estaba solo, a su lado había una mujer, morena de ojos oscuros. Diego se había convertido en un hombre adulto, pero sin cambiar su cara de joven sincero y a la vez divertido. La joven se quedó en la entrada, sabiendo lo que iba a hacer Diego ya que, en su relación no había secretos.
- Esther -dijo Diego- He encontrado a una joven sincera y maravillosa, y sé que a ti también te gustará.
Y era verdad, la joven era maravillosa con un gran corazón algo que le gustó mucho a Esther.
Tiempo después, se casaron y tuvieron una preciosa hija a la que llamaron Esther, que se convirtió en una joven preciosa, castaña de ojos marrones. A la que querían muchísimo.
.FIN.
ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO, Y SI QUERÉIS DARME IDEAS PARA OTRA HISTORIA PODÉIS :)

sábado, 20 de agosto de 2011

.CAPITULO 10.

Llegó la mañana, Esther estaba en el baño desde las 6:00 de la mañana preparándose para el día en el que iba a decirle, y esta vez sí, todo lo que sentía a Diego. Sam se despertó y se dirigió al baño donde vio a Esther maquillada de forma muy estricta y con una bonita mini-falda azul oscuro y un top sin mangas blanco con rayas azules y unos bonitos zapato de color azul.
- Esther -dijo con la boca abierta- estas perfecta para hoy.
- Gracias -contestó con mucha alegría- el día lo merece.
- Buena suerte.
Se despidieron y Esther se dirigió al instituto, feliz y sonriente, preparada para todo pero una parte de ella la decía que se olvidaba de algo. No le dio importancia. Quedaban pocos pasos para llegar al instituto y cada centímetro que se acercaba, más y más le palpitaba el corazón. Entró por la puerta de entrada al patio y antes de que pudiese llegar al interior alguien la cogió de la mano, la agarró de la boca y la arrastró lejos del instituto mientras Esther miraba con los ojos llorosos como se alejaba cada vez más y más del instituto, de sus sueños y del hombre al que amaba. Por más que se intentaba resistir, no lo conseguía, la persona que la llevaba tenía demasiada fuerza, suficiente como para sujetarla a ella y que apenas se pudiese mover. Esther no sabía por qué pero tenía enormes ganas de llorar, de rendirse pero, no estaba dispuesta a eso, no estaba dispuesta de estropear sus sueños, su vida y dejar escapar a su amor verdadero pero, ¿Cómo iba a escapar? Tenía que esperar a que se despistase o algo así. Poco podía ver pero estaba entrado en el bosque, en lo más profundo y oscuro, cerda de la aldea de los ninjas de la noche, con los que su aldea, la aldea de los ninjas de la laguna. Pero, ¿Si no conocía a nadie así? Era un misterio que estaba dispuesta a resolver. La soltó y la sentó en una piedra, la persona era un chico, joven y alto, le recordaba a alguien pero ¿A quien? No lo recordaba, no conseguía recordarlo. El joven se acercaba a ella despacio y en un momento de luz, Esther vio con claridad al joven y pronunció su nombre.
- ¿Alvaro?
- El mismo.
- Pero, ¿Se puede saber que estas haciendo?
- ¿No lo entiendes? No puedes acabar con Diego, él no puede tener un final feliz.
- ¿Por qué no?¿Qué más te da?
- ¿Que qué más me da? Una ninja no puede estar con un tío corrientucho con él.
- ¿Cómo sabes que soy...?
- Porque yo soy un ninja de la noche.
Esther se quedó boquiabierta mirando a Alvaro ¿Iba en serio? Y si era así ¿Qué iba a hacer? ¿Qué podía hacer?
CONTINUARÁ...

viernes, 19 de agosto de 2011

Quiero cantarte a ti.

Y que escuches cada nota que sale de mi corazón.

Aquella canción que nos dedicamos y cantamos juntos.


Tienes un nosequé & un queseyó... que yo que sé que ME ENCANTA.

TEAMO.

Una sensación extraña.

Es una sensación extrañísima, muy difícil de explicar.Cada vez que, sin querer, nuestras miradas se cruzan,algo impacta en mi como si de una bomba se tratase, y nos quedamos asi, sosteniendo nuestras miradas, sin querer, diciéndolo todo sin decir nada.Como si una pompa nos rodease, como si fuéramos sordos, mudos, solo podemos ver los ojos del otro, no somos cocientes de que hablan los demás, solo somos capaz de pensar "me esta mirando", pero aun asi soy totalmente incapaz de dejar de mirarte, es como una sensación de complicidad, como si tu fueras un polo positivo y yo uno negativo, con una unión mas fuerte que la de cualquier imán.Seguramente quizás todo esto es producto de mi imaginación, y cuando nuestras miradas se encuentran es por casualidad, tu simplemente no le das ninguna importancia, pero prefiero pensar que si, como siempre, engañarme a mi misma, y soñar con que cada vez que me miras a los ojos, ves todo en mi, ves mis pensamientos, mis deseos, y todos los sentimientos que despiertas en este pequeño corazón.

eres tuu

Es lo que hacemos todos: nos lanzamos, y esperamos poder volar. Porque si no es así, caeremos como piedras. Y durante la caída nos preguntamos: ¿se puede saber por qué he saltado? Pero aquí estoy, cayendo. Y sólo hay una persona que puede hacerme creer que vuelo: y eres tú.

Amor.

+Solo existe un factor que pueda cambiar a una persona.
-¿Cual?
+Esa sensación a la que todos llaman "amor"


Se hacen realidad.

Todos podemos pedir un deseo al año al soplar las velas en nuestros cumpleaños,algunos pedimos mas, con las pestañas, en las fuentes, al ver una estrella fugaz... y de vez en cuando, algunos se comparten.¿Y que pasa entoces,es tan bueno como esperabamos?¿Disfrutamos de nuestra felicidado, nos damos cuenta que tenemos una larga lista de deseos esperando ser deseados?. No deseamos lo facil, deseamos cosas importantes, cosas ambiciosas, fuera de nuestro alcance. Deseamos cosas porque necesitamos ayuda. tenemos miedo, y sabemos que quizá pedimos demasiado, pero seguimos teniendo deseos porque.a veces , se hacen realidad.

Tantos te quieros.

Hay tantos te quieros, cada uno para una persona diferente. cada uno, con una voz diferente, para alguien menos o mas especial. porque un te quiiero resume toda una vida, todo lo que has vivido con el. una sonrisa, un abrazo, porque hay estan esos te quieros sinceros, por eso, sonrie que es algo especial, y di te quiiero pero diferente a los demas, pero aun asi que sea diferente.

Las personas.

Las personas, ahora, camuflan lo que sienten. Regalan sonrisas y marcan las miradas. Seleccionan los momentos con una fecha. Dejan las historias sin final. Olvidan lo que sienten antes de que les de tiempo a saberlo. Ahora, se dice "te quiero" como quien dice "hola". Los besos se regalan, y los calentones en cualquier parque a cualquier hora de la tarde son rutina. Si eso les llena, vale; pero eso no es para mi. Y, joder, cuando digo "te quiero", es porque te quiero, de verdad, sin contratos, sin papeles, sin interés, y con todas las consecuencias que conlleva hacerlo.

.CAPITULO 9.

Se separó de él y automáticamente el doctor entró en la habitación, cogió los papeles y los cambió por otros totalmente diferentes ante la cara de asombro de Esther.
- Doctor, ¿Qué hace? -preguntó.
- La enfermera se ha equivocado de diagnóstico, aquí está el de verdad.
- ¿Y qué dice?
- No le ocurre nada, simplemente se desmayó.
El doctor salió de la habitación cerrando la puerta tras de sí.
<<No se ha desmayado, ha fallado>> -pensó.
Diego, abrió los ojos y miró a Esther con una sonrisa picarona, Esther sonrió y sonrojó a la vez.
- Vaya Esther, que atrevida eres ¿No? -dijo Diego sonriendo.
-  ¿Eh? -se sonrojó aún más.
- El beso -guiñó Diego- que me he enterado.
- ¡¿Qué?! -dijo Esther con unas ganas tremendas de salir de ahí- ¿Y por qué no me has dicho nada?
- No me disgusta -dijo Diego.
Esther no podía creer lo que oía, casi la daba algo, no podía aguantar más ahí. Quería decirle a Diego todo lo que sentía pero notaba como si no le saliese la voz, notaba unas ganas tremendas de besarle pero no se atrevía a hacer nada. Para Diego, tampoco le resultaba fácil decirla algo, pero estaba feliz por verla allí, tan preocupada por él y tan guapa como siempre.
- Bueno, me tengo que ir -dijo Esther con dulzura.
- Mañana me dan el alta, así que nos veremos en el insti.
- Sí, lo estoy deseando -susurró Esther. Adiós.
Esther salió de la habitación y se dirigió a la aldea con el fin de hablar con el culpable de que Diego estuviese en el hospital. Estaba tan furiosa que de una patada, rompió un árbol en dos. Corrió a través del bosque hasta llegar a la aldea. buscó a Sam y le contó lo que había ocurrido. Sam estaba de acuerdo, las dos amigas se dirigieron hacía donde estaba el culpable. ¿Qué quien era? Fácil. Era John. Caminaron a través de la aldea hasta encontrarse con John.
- ¡Tú! -gritó Esther
- ¡Yo! -bromeó
- ¡¿De que vas?! -se irritó.
- ¿Qué? -preguntó con aire de superioridad.
- Como se te ocurre hacerle eso a Diego.
- ¿Hacer qué?
- La técnica de la brisa cortante.
- ¡Ah! Esa técnica, que pena que no me salga.
- ¿Cómo que no te sale? -preguntó Sam.
- Que va, se me da fatal, no soy tan rápido como para hacer esa técnica.
Sam y Esther se fueron hacia el bosque mientras pensaban que no tenía nada sentido, sino era John, ¿Quién era? No tenían ninguna pista, NINGUNA. ¿Que podían hacer?¿Donde encontrarían alguna prueba?
- No tiene sentido -dijo Sam.
- Mañana le preguntaré a Diego, a lo mejor vio algo.
Llegó la noche. Diego, ya en su casa, tenía demasiadas cosas en la cabeza. El accidente, sus sentimientos, pensaba en demasiadas cosas. En ese momento pensó que lo mejor que podía hacer ahora era dormir. Cerró los ojos y se durmió pensando en Esther.
CONTINUARÁ...

Ask.fm

http://ask.fm/DreamsofLove

miércoles, 17 de agosto de 2011

Paso de palabras.

Paso de palabras, para pedirte que me quieras. Me gusta verte sonriente, libremente entre la gente. Enseñando tu locura verdadera. Es que te quiero más que a mi, y más que a la vida que viví. Más que a los sueños, que he soñado cada noche. Y es que te quiero de verdad, sin interés y sin maldad. Por puro amor a ti, por puro amor
A veces sientes que no puedes vivir sin una persona… Sientes que si te deja tu mundo se va con ella y que todo se derrumba. Todo se te viene encima, y te preguntas tantas cosas sin que nadie pueda darte las respuestas. Y simplemente no olvidas a esa persona. Solo te acostumbras a vivir sin ella. Esa persona siempre te acompaña en tus pensamientos y nunca abandona tu corazón. Y quieres olvidar lo que es, lo que fue, lo que será… Lo que pudo ser y no fue, lo que podría ser y no será… Pero no puedes, todo es tan difícil para ti. No puedes olvidar aquellos buenos momentos que pasasteis juntos, los malos ratos de los que pudisteis aprender. No puedes dejar de soñar con un futuro en el que solo importa un “te quiero” de la persona por la que sufres a diario sin querer. Y es que a pesar de intentar ser feliz, siempre habrá algo que te impida serlo. Por eso cuando la vida te da 1000 razones para llorar, demuéstrale que tienes 1001 razones para sonreír. Lo más fácil es llorar. Aprende a sonreír a la vida si ella no te sonríe a ti. Lucha por los sueños, quizás se cumplan. Si no luchas, tal vez te arrepientas porque podrías haberlo logrado.


LO HE CONSEGUIDO.

Me doy cuenta que en cuestión de segundos van aumentando mis sentimientos, soy consciente de que quizás me equivoque contigo, pero creo que hoy por hoy he planteado ser valiente una vez más y arriesgarme, sin miedo a la pérdida; Me doy cuenta que en cuestión de minutos vas ocupando más hueco en mi corazón, lo vas completando de manera que nunca más quede vacío, me doy cuenta que la llama se empieza a encender de nuevo, me doy cuenta que soy de tu agrado, que despierto tu interés, y me doy cuenta que ahora te miro ,y me miras de manera diferente, que veo reflejado un mundo de ilusiones. Espera no fallar de nuevo, espero que esto nos lleve a algo, espero tener un futuro contigo, espero ser el color cuando todo lo veas nulo y gris, y sobretodo espero que no sean falsas esperanzas; Espero ganar por una vez en mi vida, que me lo merezco, llegar a la meta sin heridas en mi corazón, y sonriente contigo en mis brazos, gritarle al mundo: ''¡LO HE CONSEGUIDO!''.

Te has llevado mi corazon.

Riete, dame la mano, callame con un beso, acariciame, pierdete conmigo, dejame pisarte para que te pueda pedir perdon, cuanta las horas para verme, susurrame al oido cosas sin sentido, mirame alos ojos, dejame sin aliento para poder regalarme el tuyo y hora solo tengo ganas de ti. De que juguemos a estar siempre juntos, quiero abrazarte pensando que siempre podre hacerlo. Despertarme y saber que vas a estar conmigo cuando me levante. Ahora de lo unico que tengo miedo es de olvidarte, de no poder verte mas. Ya es demasiado tarde para dejarlo.

Aunque pases de mi

Otra vez más, joder no quiero volver a llorar. Pero no puedo evitarlo. Siento esa necesidad de desahogarme, de lamentarme por haberte vuelto a perder. Me siento tan estúpida.. No sé ni como he llegado hasta aquí, como he aguantado hasta ahora porque es que un minuto lejos de ti me mata, te lo digo en serio. Tú estarás hablando con tus amigos, jugando al fútbol o cualqueriera de las cosas que sueles hacer y sin embargo, a mi se me ha parado el mundo porque no estás al lado mía, porque no quieres estar conmigo porque " no soy el tipo de chica que busca ". Pero te dire una cosa si el tipo de chica que no buscas es a alguien que te quiere con todo su corazon, alguien que piensa en ti todos los dias del año. Entoces claro, no soy la chica que buscas. Pero seguire luchando asta que te fijes en mi,porque eres demasiado, y por eso luchare por ti, aunque pases de mi...

.CAPITULO 8.


En ese momento, entraron los amigos de Diego, con los ojos rojos, como si hubiesen llorado y muy cabizbajos. Esther se acercó a ello.
- Hola chicos, ¿Dónde está Diego?
Los tres amigos se miraron mutuamente y después de unos segundo, que a Esther se le hicieron eternos, uno de los amigos se dignó a hablar.
- Verás Esther, es que, de camino aquí...
- No me vengas con rodeos, dímelo ya -dijo Esther visiblemente enfadada.
- Ha tenido un accidente.
Esther se paralizó completamente, con los ojos como platos, no se lo podía creer, no sabía que decir ni que hacer, si llorar y callarse o irse de allí, no sabía como reaccionar.
- Verás -dijo uno de los amigos, dispuesto a comenzar a contar lo que había ocurrido- Veníamos de recogerle, haciendo el tonto como siempre y Diego nos contó que hoy te iba a decir...-se paró cuando uno de sus amigos le dio un codazo- si habías echo los deberes...total, que giramos la calle y cuando íbamos a cruzar para venir al instituto, de repente una brisa de aire frío nos ha atravesado y Diego se a caído al suelo. Automáticamente hemos llamado a una ambulancia y se lo han llegado al hospital.
-¿Una brisa de aire frío? -preguntó Esther
- Sí, raro ¿verdad? -contestó uno.
-Sí, muy raro -dijo Esther pensativa.
Comenzaron las clases. Esther, apenas prestaba atención a las lecciones, tenía en mente ir al hospital, pero también como es posible que un sola brisa le haya podido hacer eso a alguien.
<<No será...No habrá sido capaz>> -pensó Esther frunciendo el ceño.
En cuanto sonó el timbre del fin de las clases Esther, con una gran velocidad, recogió sus cosas y se fue de camino para el hospital tan deprisa como pudo para ver a diego y si estaba bien decirle lo que le tenía que decir. Pero tenía un dilema. ¿Cómo se lo iba a decir?¿Sería lo suficientemente valiente? Para ella, esquivar cualquier tipo  de objeto puntiagudo, saltar acantilados e incluso pelear, era un juego de niño pero no estaba preparada para abrir sus sentimientos a alguien. Llegó a la puerta del hospital, respiró hondo, entró y se dirigió a recepción.
- Hola, ¿Cuál es la habitación de Diego...? -en ese momento, Esther pensó que no sabía como se apellidaba Diego.
- ¿Apellido? -preguntó la recepcionista.
- Pues no lo sé.
- Bueno, voy a poner su nombre haber si hay suerte -dijo la recepcionista con una sincera sonrisa- Mira que suerte, Diego Brown, está en la habitación 232, ¿Eres su novia?
- No -se sonrojó Esther.
- Parece un buen chico, espero que este bien -sonrió.
- Gracias, adiós.
Esther caminaba por el pasillo buscando la habitación en la que estaba Diego y mientras, pensaba que le iba a decir, pero de repente, se paró en mitad del pasillo.
- Pero...¿Dónde estoy? Creo que me he perdido, seré tonta.
Esther siguió caminando y caminando, perdida por el hospital hasta que vio en una de las puertas ''Habitación 232''. Una gran sonrisa la recorrió la cara y sin pensarlo dos veces entró. Allí estaba Diego, tapado por la sabana del hospital, con los ojos cerrados y un gran número de tubos en su cuerpo. Delante de la cama, había unos papeles con el pronóstico. Esther se acercó, miró los papeles y unas lágrimas cayeron por su cara. El papel decía:
Pronóstico: Rotura del tobillo izquierdo y torción de húmero derecho. Rotura de la parte derecha de la zona frontal de la cabeza.
Estado actuál: En coma.
Esther se apoyó en la cama, como si sus fuerzas se desvanecieran y rompió a llorar. Vio a Diego allí tumbado, a unos milimetros de ella, se acercó poco a poco y juntando sus lavios se acercó a una de sus mejillas y con mucho cuidado le dio un tierno beso.
CONTINUARÁ...

domingo, 14 de agosto de 2011

.CAPITULO 7.

En mitad del estanque, en mitad de la noche, Esther y Diego se miraron a los ojos, y cada segundo se juntaban más y más. Ambos pensaron que se sentían la persona más feliz del mundo por estar allí, en ese momento. Aún que no se atrevieron a decir nada y prosiguieron su camino a través del bosque, en plena oscuridad.
- ¿Sabes qué? -le dijo Diego a Esther.
- ¿Qué? -contestó esta.
- Me alegro de estar aquí...contigo...-dijo tímidamente Diego
Esther se sonrojó, tanto que parecía que tenía fiebre.
- Yo también -susurró Esther.
Siguieron caminando a través del bosque hasta que llegaron a un claro donde se veían las luces de la ciudad. Esther y Diego se pararon, miraron a los ojos y se despidieron sin nada más que decir, algo que incomodó a ambos, ya que deseaban acercarse el uno al otro y besarse pero eso solo fue un pensamiento y cada uno se fue a su casa después de separarse. Diego, tumbado en su cama, no dejaba de darle vueltas al momentazo tan romántico que, según él, no había llegado a más por su culpa y deseaba más que cualquier cosa, pasar más tiempo con ella. Por otro lado, Esther también pensaba que quería llegar a más pero por obligación, no podía volver a hablarle, lo que le suponía un gran esfuerzo y una gran decepción. Sam la observaba desde su cama, ya que las dos compartían habitación, y pensaba que nunca había visto a Esther tan triste y tan decepcionada, con tantas ganas de quedarse en la cama toda su vida y por lo tanto Sam se sintió mal por su amiga.
- Esther...
- Dime -dijo Esther semi lloriqueando.
- ¿Estas bien?
- No...
Sam se levantó de su cama y con gran motivación le dijo a Esther.
- Si tanto le quieres, corre a él, no seas tonta, no le pierdas -dijo con gran gracia y motivación.
- Tienes razón, voy corriendo a él.
- ¿Ahora?
- Bueno, mejor mañana.
Las dos amigas rieron, se abrazaron y se fueron a dormir.
A la mañana siguiente, antes de ir al instituto, ambos de prepararon muy bien, y Esther, muy confiada, fue corriendo y para su sorpresa, Diego no estaba en su pupitre.
CONTINUARÁ...

Encuentralo.

Encuentra al que pueda hacerte sonreír cuando veas que el mundo se te viene encima. Que te llame de nuevo cuando le colgaste, que te diga tus fallos y te haga llorar con ciertas palabras. Que te defienda sin importarle a quien se tenga que enfrentar. Que quiera enseñarte el mundo, que conozca tus peores defectos y aun así, siga queriéndote como el primer día. Ama a quien te quiera, no a quien te ilusione, al que tome tu mano frente a sus amigos. Espera al que te recuerde constantemente que le importas y lo afortunado que es por tenerte. Espera al que hable con sus amigos y diga: es ella o ninguna.

Te echo de menos.

Esas risas contigo, esos momentos a tu lado, cada vez que sonreías por mis tonterías o cada vez que yo me reía por las tuyas, porque eramos uno y ahora somos dos. Te echo de menos.

Me encanta.

Me encanta, me encanta cuando me miras a los ojos y solo con la mirada, me digas que no me valla, me encanta que te me quedes mirando sin decir nada aunque sepas que lo odie, me encanta cuando enlazas mi mano porque despiertas sensaciones inimaginables que creía dormidas. Me encanta que me muerdas la oreja, me encanta que me muerdas el labio cuando me besas, me gusta que me esperes los cambios de clase, que me llames por las noches y que me digas que piensas en mi, me gusta que, cuando nos despedimos, te gires para ver si aun sigo allí. Me encanta cuando pronuncias mi nombre porque suena con más fuerza. Me encanta cuando me sonríes, porque esa sonrisa me porporciona el aliento que necesito para enfrentarme al mundo. ¿En qué momento empecé a adorar cada detalle tuyo? ¿Cuándo comencé a descubrir cada sensación nueva? ¿Cómo fui dejándome llevar por mis sentimientos? ¿Porqué sé que es y será especial? ¿Qué importa? Lo verdaderamente importante es que sucedió.

sábado, 13 de agosto de 2011

La vida.

La vida es como una serie de televisión solo que con ochenta o noventa temporadas. La gente va y viene según las temporadas. Hay veces que quizás el creador considera que la serie se está volviendo monótona o aburrida y le da un giro de 180º. Quizás hace que el protagonista tenga que cambiar de ciudad y conozca a gente nueva. Por eso es que en la vida no puede ir siempre todo bien, porque sino...pierde audiencia. El protagonista tiene que reír, pero también llorar, enamorarse, pero también que le rompan el corazón. La gente irá y vendrá como meros personajes de ciencia ficción.
Y algunas temporadas serán mejor que otras.

He aprendido.

La vida me há enseñado a ir de frente... a ponerle cara al asunto! Me a enseñado a saber que..QUIEN NO ARRIESGA, NO GANA ! A salir de frentre y no salir corriendo para huir... que siempre debo mirar antes por mi ! Que cuando algo no está saliendo como deberia tengo que cortar por lo sano para yo no ser perjudicada... Que si una jugada no vale.. que empiece otra.. he aprendido que la vida son dos días y que no hay que derrochar tiempo...! Que debemos aprender a querer, no cuando encontremos a la persona perfecta...sino cuando aprendamos a creer en la perfeccion de una persona imperfecta.

viernes, 12 de agosto de 2011

-Sabes lo que te pasa?Que no entiendes que es querer a alguien tanto; como yo ati.♥

-Sabes lo que te pasa?Que no entiendes que es querer a alguien tanto; como yo ati.♥
♥Te Quiero♥

Porque te levantarás cada día.

Un día te levantas y ves que la vida ya no va a volver a ser lo mismo que asta ahora había sido, te vas a dar cuenta de que tu mundo esta absolutamente cambiado, que ya no te va a importar los errores que has cometido, porque llegará el día en el que el ayer ya no te deje heridas, que lo que te importe valla a ser el mañana, las personas que se pueden ir, porque no te van a importar aquellas personas que te han fallado, si no quien te puede fallar, porque te levantarás de la cama, pensando siempre en una mima persona, en esa que te llena, en quien te completa.

.CAPITULO 6.

Un grito atrunador, que todo el mundo oyó y se giraron para ver quien era la persona que, según ellos, no tenía por qué gritar y para su sorpresa era Esther. En ese momento empezaron los murmullos, risitas y esas cosas que tanto molestan.
- Por favor, dejadle, ha sido culpa mía.
- Pero que dices -susurró Sam.
- Yo le dije que había una fiesta y pensó que era de personas del exterior, a sido mi culpa -dijo cabiz baja.
- Bueno -dijo el jefe de la aldea pensativo- No podemos castigarte ya que superarias todas la pruebas. Está bien, chico, te dejaremos ir pero como digas algo de esto, ya puedes ir despidiendote de la libertad.
- Sí -contestó Diego con firmeza.
El jefe se retiró y cuando todos volvían a sus respectivos lugares, Esther corrió hacia él, preocupada de lo que pudiese pasar. Se le veía triste pero a la vez asustado, feliz por seguir vivo pero triste por haber metido en problemas a Esther y muchas otras cosas que se podían saber por la expresión de su cara.
- Pero tú eres tonto o ¿qué? -dijo Esther seberamente enfadada.
- Tenía curiosidad -contestó de forma triste -lo siento.
Esas dos palabras llegaron al fondo del corazón de Esther, ya que no estaba preparada para ese golpe pero se sentía feliz y alibiada ya que había pasado mucho miedo, ¿Por qué? no lo sabía ni ella.
- Estaba muy preocupada, me habías asustado.
- ¿En serio? -preguntó muy interesado.
- Sí, pero no pienses mal eh, solo que no conoces este sitio -intentó disimular.
- Claro, bueno me alegro de que te hallas preocupado -dijo sonriendo de oreja a oreja.
Pero en el momento más tierno de la vida de ambos, llegó el orangután que estropeó el momentazo.
- Anda preciosidad, aléjate de este ser, da asco -dijo en tono burlón John.
- Oye tú, paleto -contestó Diego.
- No espera Diego -dijo Esther a punto de explotar -Oye tú, paleto, olvídate de mi, ¿Entendido? que no me gustas, que no quiero nada de tí.
En ese momento, Esther había explotado de una forma que nunca había mostrado y John con la intención de no caer más bajo, se alejó de la primera forma que se le ocurrió y visiblemente furioso se fue con sus amigos.
Diego no podía creer nada de lo que estaba viendo y decidió irse para no causar más problemas. Pero para su aún más sorpresa, alguien le cogió del brazo.
- Espera -dijo una voz a sus espaldas -No vayas solo, es peligroso.
- ¿En serio? -contestó Diego que sabía perfectamente quien era la voz mientras se volvía -A lo mejor es que no quieres que me vaya Esther.
- Tranquilo chico, es verdad, no solo hay una aldea hay más a los alrededores y si vas solo podrían pensar que les estas espiando.
- Vale, te creo -dijo entre carcajadas.
- Vamos, te enseñaré la salida del bosque.
- Oh, que romantico -Canturreó Sam en mitad de la fiesta.
La pareja caminaba a través del bosque sin saber de que hablar, ni donde mirar, ni nada de nada. Esther se sonrijaba cada vez que pensaba que estaban solos en el bosque, no paraba de mirar a un lado y a otro para disimular y Diego, más nervioso que ella, pensando que hacer, acercarse, alejarse, mirar, no mirar.
- Bueno, que noche más...
Y antes de que Diego acabase la frase, se cayó a un pequeño estanque que no cubría, pero que empapó por completo a Diego y que Esther encontró bastante divertivo y no pudo aguantar las ganas de reir y Diego pensó que, para verla siempre tan seria, tenía una sonrisa preciosa. Así que, en un segundo tiró a ella al agua también y acabaron los dos chapoteando y tirandose agua. Los dos pensaron que se alegraban de estar allí, en ese momento.
CONTINUARÁ...







jueves, 11 de agosto de 2011

:$


-Me odias?

-Si.

-Porque?

-Porque me abandonaste..

Eso es amor.


Como tu amor lo sabe
Como tu amor sabrá
Hazle saber que la quieres
Hazle saber lo que sientes
Hazle saber que la quieres mucho,
Mucho y siempre.
En el amor no basta dar el si por hecho
Hay que sentirlo bien para poder decir
Esto es amor del alma, esto es amor no se
El tiene que escribirte ya y
decirte que ha pensado en ti
que con cada flor te mande un te querré eeh..
algo con lo que el te diga, yo siempre te amare
eso es amor, eso es amor, Dulce amor.
hazle saber que si es cierto,
que nuestro amor no esta muerto
hazle saber no seas terco, un amor perfecto
un amor así yo se que ha de durar por siempre
un amor igual, igual que el que me das tu
eso es amor del bueno,
eso es amor, amor
porque no vamos a bailar juntitos solos tu y yo
canta esta canción que me has escrito tu uu..
dime que me quieres mucho, como bajo el cielo azul
eso es amor, eso es amor dulce amor. dulce amor
eso es amor del bueno,
eso es amor, amor
el siempre viste de azul, porque ese es mi color,
me ha invitado a un picnic que romántico OH OH..
y caminar muy juntitos, de la mano es mejor
eso es amor, eso es amor.. 
dulce amor.
Hazle saber que la quieres
Hazle saber lo que sientes
En el amor no basta dar el si por hecho. 

Quiero un boton de pause en mi vida.

A veces pienso, ojalá la vida tuviese un boton de pause, por el simple hecho de que todo esta pasando muy deprisa; y con todo me refiero a TODO. El tiempo sigue su curso, sin dejarnos pensar en que esto es una vida, una vida que estamos viviendo muy rapido, que a veces decimos"quiero acabar esto", o "quiero que llegue el año que viene para que lo dejemos todo atras". Todo pasa muy deprisa y por desgracia no nos damos cuenta de nada. Ahora es cuando pensamos en todo lo que a pasado, lo que añoramos, lo que sentimos y porqué o por quien lo sentimos.

.CAPITULO 5.

John se creía demasiado, pero aún así, a las chicas las volvía locas, a todas menos a Esther, que era de las pocas que se daban cuenta que era una cabeza hueca.
- Yo que tú no me hacía demasiadas ilusiones -contestó un amigo suyo.
- Bailaré con ella, grábatelo en la cabeza -dijo John con un aire de superioridad.
Por otra parte, Sam ya estaba preparada con un largo vestido azul claro liso, con mangas cortas y unos zapatos azul noche de tacón, un color que la favorecía mucho y la quedaba muy bien.
- Vaya Sam, te queda genial -dijo Esther con entusiasmo.
- El tuyo es más bonito, te lo digo yo -contestó Sam -Seguro que impresionas a tu amor platónico John.
- No me hagas reír Sam, es demasiado...como decirlo...
- ¿Tonto?¿Paleto?
- Algo más que eso -rió Esther.
- Anda ve a cambiarte -ordenó Sam con una sonrisa de oreja a oreja.
Diego, tumbado en su cama, solo pensaba que excusa le podía poner a Esther para acompañarla a casa y conocerla más, pero sabía perfectamente que no era de esas niñas tontas, así que, iba a ser difícil.
- ¿Por qué es tan difícil? -suspiró.
Pero algo llamó su atención, una luz diferente a las demás, dentro del bosque, lo que le temió lo peor, así que, salió de su casa con lo primero que pilló y corrió hacia el bosque sin saber lo que se podía encontrar. Atravesó un estrecho sendero, un pequeño río y para su sorpresa un puente que, para él no pintaba nada allí. Por fin llegó al lugar de donde salían las luces y una música bastante contagiosa. Mirando a través de unos matorrales vio a toda la aldea, cantando, bailando y preparando la hora del baile.
<<Vaya, que cosa más rara>> -pensó.
Pero de repente, todas las miradas se fijaron en una joven que aparecía entre la multitud y un gran foco la apuntó. Era Esther. Estaba preciosa, con un bonito y largo vestido lavanda de escote de palabra de honor, con una cinta en la cintura de color plateado, que brillaba tanto como su mirada, debajo de la cinta caía una tela color plateado transparente que estaba encima de la tela lisa lavanda, que era la parte de abajo del vestido, de un vestido único que parecía perfectamente echo para ella, conjuntado con unas sandalias plateadas con un tacón de aguja, la quedaba perfecto y las joyas la resaltaban aún más la belleza. Esther estaba tan guapa que todo el mundo la miraba.
- Sam, ¿Por qué me mira todo el mundo?
- No sé Esther, ¡¿Por qué será?! -dijo Sam con aire burlón.
- Preciosidad, me concedes este baile -Dijo John con aire altivo.
- Lo siento John, no bailo con monos -Contestó Esther de forma bastante mal educada.
Unas risas se oyeron de fondo y John cogió la mano de Esther para sacarla a bailar y aun que ella se negaba a salir a bailar con él, por más que se negaba, él la tiraba más y en un descuido de ella, acabaron en la pista de baile, bailando una lenta canción.
- ¿Notas esa energía que compartimos? -dijo John con un gran aire de superioridad, como hablaba siempre.
- Sí, es verdad.
- ¿Y que sientes?
- ¡Ganas de vomitar! -gritó Esther mientras se separaba de él con un mal gesto.
La gente se reía y Esther con la cabeza bien alta se dirigía a donde estaba Sam cuando un crujido llamó la atención de toda la aldea y un grito se oyó. Todos se volvieron hacía donde había salido Diego del arbusto por haberse roto este.
- ¡Un intruso! -grito un joven.
- ¡Atraparlo! -gritó otro.
- Eh,Eh,Eh, no, no, no -dijo Diego visiblemente preocupado con la intención de disimular- Eeem, yo soy uno nuevo, es que me he perdido pero ya estoy, por favor prosigan la fiest...
Antes de que pudiese acabar la frase, unos cuantos guardias se abalanzaron sobre él y lo encadenaron en menos de veinte segundos, y mostraron a todos los habitantes. Esther y Diego se cruzaron miradas pero él no dijo nada por no meter en problemas a ella, aun que Esther esperaba que lo dejasen ir, eso no pasó.
- Vamos a castigarle de la forma que se merece -pronunció el jefe de la aldea -En un duelo, le lanzaremos flechas de cuatro puntas y si las esquiva todas, podrá salir.
Un joven que miraba de mala forma a Diego, le trajo unas cincuenta estrellas ninja para que se las lanzasen. Colocaron a Diego en un buen punto de vista y justo cuando estaba a punto de lanzar las tres primeras, se oyó un grito en la multitud.
CONTINUARÁ...

Besame.

Sueño un beso,
Un verdadero amor.

Es mi mejor amiga, rómpele el corazón y te rompo la cara ;)

Por ella, por esa amiga con la que hemos vivido tantos momentos juntas.

Miedo.

Miedo de que encuentres a otra mucho mejor que yo, a alguien que en verdad te merezca, a alguien que te haga mucho más feliz que yo, pero en vez de eso, siempre vuelves diciéndome cosas hermosas, abrazándome y haciendo que me sienta mejor conmigo misma… Cada vez que siento esas inseguridades crecer en mi piel, cierro los ojos con fuerza y me acuerdo de aquel día donde me dijiste que jamás, jamás me querías perder.

Quisiera decirte muchas cosas,

Pero me faltan y me sobran palabras, me falta tu sonrisa de casa mañana, tu mirada al comenzar el día, tus labios cuando me susurraban palabras, tus gestos que hacían que te adorara, tus defectos y manías que me encantaban, tus sueños por los que luchabas, tus errores y fracasos de los que te levantabas, tus lagrimas que hacían que te enterrarás en tus recuerdos y de esto y más te encargabas pero la realidad es que me sobra amor para darte.

miércoles, 10 de agosto de 2011

.CAPITULO 4.

Las dos amigas estaban a punto de llegar a su hogar, todo iluminado para el gran evento que estaba a punto de suceder. El gran Baile de la Rosa Violeta. Cada año, cuando los jóvenes ninjas cumplían los 15 años, se festejaba una gran baile para que chicos y chicas se conociera, intercambiaran gustos y se enamoraran unos de otros para asegurar la prosperidad del pueblo, nunca era necesario, pero en algunos casos se concertaba un matrimonio, claro que eso nunca era necesario.
- ¿Por qué todo esta tan iluminado? -preguntó Esther.
- ¡Esther! ¿Ya lo has olvidado? -contesto Sam con el ceño fruncido.
- Oh, es verdad que tonta...es tu cumple, a que sí -dijo Esther, intentando que no se notase que no tenía ni idea-¡Felicidades amiga!
- No -contestó Sam con una cara asesina -Hoy es el Baile de la Rosa Violeta, merluza.
- Es verdad que tonta -y soltó una gran carcajada.
- Anda merluza, vamos, nos tenemos que preparar.
- Eh, sí, vamos.
Toda la aldea, estaba iluminada, había luces, música, y todo el mundo estaba contento. Lástima que esa alegría no se pudiese enseñar a nadie, ya que las personas del exterior del bosque no pudiesen verlo. Esther y Sam se adentraron en la sala de vestuario para cambiarse de ropa, algo que a Esther no la hacía mucha gracia, no por los vestidos tan preciosos que les iban a poner, sino porque no la hacía ninguna gracia tener que enamorarse a la fuerza con algún niño que seguramente se creía demasiado, pero estaba dispuesta a todo porque como decía su padre <<A veces los sueños no se hacen realidad, pero no por ello, debes dejar que los de los demás no cumplan los suyos>>. Que, aunque no tiene mucho sentido en esta ocasión, Esther siempre la usaba para darse ánimos.
- Aller, aller, vamos chicas, vais a llegar tarde.
Las chica corrieron lo más deprisa que pudieron para no perder una segundo más de ese valioso tiempo que estaban ''malgastando'' de alguna forma. Los chicos tampoco se tomaban este baile a broma, era su oportunidad de encontrar pareja y eso les motivaba más aún. Aunque no todos los chicos era agradables, había alguno que otro que se pasaba de la raya.
- ¿Habéis pensado con quien queréis bailar? -preguntó un chico entre la multitud.
- Yo lo tengo claro, seguro que Esther me está esperando, ya que la tengo loquita -dijo John, uno de los más guapos y más creídos de la aldea.
- Seguro -rio un compañero suyo.
CONTINUARA...

martes, 9 de agosto de 2011

Dos palabras.TE QUIERO.

Dos simples palabras, que resultan tan difíciles de decir, de sentir, de admitir, dos palabras tan bonitas y tan dolorosas a la vez...

I see you in my dreams.

Cada noche, en cada sueño, estas tú y no consigo que desaparezcas, aunque si te soy sincera, no quiero que desaparezcas. En sueños puedo estar junto a ti, y así no separarme de ti nunca jamás.

.CAPITULO 3.

Esther iba de camino a su casa cuando decidió que quería tomar un atajo por un oscuro y tenebroso callejón, era tal su oscuridad que se notaba que no había pasado nada ni nadie por ahí en mucho tiempo, o al menos eso pensaba Esther, cuando de la nada aparecieron tres chicos, probablemente de su misma edad pero de otro instituto, y empezaron a rodear a Esther de tal forma que no pudiese salir de ahí.
- ¿Qué hace una chica tan mona como tú en un callejón oscuro como este? -dijo uno de ellos, el más alto.
- Desde luego no he venido a verte a ti -contestó Esther.
- Te crees muy chula ¿Eh? -dijo el chaval visiblemente dolido por el comentario de Esther -Veamos que tal te las apañas tu solita.
- Créeme no querrás que eso suceda -dijo ella con una sonrisa entre dientes.
- Te la has ganado chica.
El chico intentó coger a Esther pero ella se movió con gran destreza y esquivó el golpe, al intentar volver a golpearla, ella se adelantó y le propinó un golpe bajo que no vio llegar.
- Te has metido con quien no debías -dijo ella con sarcasmo
Los tres chicos salieron corriendo presos del pánico, ya que no se esperaban esa reacción. Esther continuó su camino pasando por la plaza, y entró en el bosque, algo que a la gente le daba terror, por su oscuridad y secretos que solo algunos sabían. Esther era una de esas personas que lo sabían. De repente, un pequeño crujido se oyó el la oscuridad y unas extrañas lanzas salieron de la oscuridad, pero Esther estaba preparada para cualquier cosa. Quien sabe porque, pero estaba preparada para cualquier cosa, así que, esquivó sin ningún problema las lanzas que intentaban matarla.
- Ey, te has vuelto muy buena -se oyó una voz entre los arbustos.
- Sabes que yo soy muy buena Sam -contestó Esther
- Mi nombre es Samanta Booher y el tuyo Esther Healy, así que menos confianza -dijo entre carcajadas.
- Oh venga, somos amigas de toda la vida, calla y deja de lanzarme eso cada vez que nos veamos.
Sam era una joven rubia tan alta como Esther, de ojos azules y mirada penetrante.
- Vamos llegaremos tarde.
- Quien dijo que ser ninja fuese fácil...
- Nadie eso te lo has inventado tú -dijo Sam poniendo punto y final a la conversación
Las dos amigas siguieron su camino, de árbol en árbol, hacía su aldea, que estaba preparando una gran fiesta.
CONTINUARÁ...