nieve

martes, 19 de julio de 2011

¿Cuántas puertas dejamos de abrir por el miedo a arriesgar?

Muchas veces, sin saber por qué, nos dejamos de luchar por miedo a perder lo que más amamos, pero...¿Es eso lo correcto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario