nieve

miércoles, 27 de julio de 2011

Reencontrarme con el mar.


En la última página de un cuento de hadas,
como una tragedia de nuevo al final se describió,
y de vista perdí el corazón de este único ser
en que siempre mi alma confió.
El amor y los sueños no son nada más que castillos de arena,
efimeros, y desmoronados ante ti,
aunque eso no es lo que deseabas tú,
pero aún no he podido olvidar la canción que escuché,
la que tu sin cesar no dejabas de cantar,
cada vez que la oigo sonar pienso que puede ser que el ayer
pueda un día regresar.
Y me voy a volver y de estas cadenas que hoy me someten
con tantas penas,
pronto me voy a liberar,
volviendo a reencontrarme con el mar.
Ya está claro,
ya se que el amor superará cualquier bloqueo,
incluso sé, que cambiara,
nuestro destino, si lo creo.
La estrella al fin se apagará,
la ignoraré que venza mi deseo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario